TZ deKor - шаблон joomla Скрипты

Os dejamos con este vídeo en el que se habla de los platos de Mármol de diseños InMármol:

Que el mármol de Macael ha dado de comer a muchas familias de la provincia y, sobre todo, de la comarca del Almanzora, es algo que nadie pone en duda. Lo que muy pocos sabían hasta ahora es que esta afirmación se ajusta ahora más que nunca a la realidad. Desde hace un par de años, la piedra extraída de las entrañas de la sierra macaelera, es el producto de moda para las vajillas utilizadas en algunos de los mejores restaurantes del mundo.

Una empresa de Macael, Sabiote Innova, comenzó hace algo más de un año y medio a fabricar platos y utensilios de cocina moldeando la piedra para este fin. Los responsables de la empresa explicaron la idea y le mostraron sus productos a Juan Moreno, reputado chef cuyo restaurante está situado en Vera. Al prestigioso cocinero le gustó el experimento y, desde entonces, estos productos no han dejado de ser demandados por varios de los mejores cocineros del mundo.

Los utensilios de Inmármol -nombre que la empresa ha dado a este tipo de vajilla- ya se encuentran en los lugares de trabajo de cocineros como Arzak o Martín Berasategui y en restaurantes como el Bulli, antes de que éste cerrara la persiana sus puertas para siempre.

 

Innovación

“La idea fue llevar el mármol a las mesas de los restaurantes de nivel y empezamos con Juan Moreno a hacer las primeras pruebas”, recuerda el gerente de la empresa Sabiote Innova, Alberto Sabiote. Lo que siempre han tenido claro en esta compañía de Macael es que la innovación en el sector de la piedra se había convertido en la única salida de la crisis económica, que está afectando de manera muy aguda al mármol. “Antes ni nos abrían las puertas, pero con productos nuevos que hemos ido incorporando nos han abierto sus puertas y desde el primer momento nos han empezaron a pedir productos”, reconoce el empresario.

La innovación es hoy fundamental para que una empresa del sector de la piedra pueda llegar a un número de clientes que antes ni siquiera imaginaba, aunque el esfuerzo y el sacrificio siguen siendo las piedras angulares detrás de todo éxito empresarial. Sabiote relata cómo han viajado durante horas “para nada” en muchas ocasiones.

“Mucho trabajo pero muy contento”, puntualiza, sabedor del reconocimiento que su producto comienza a obtener en medio mundo.

 

Universal

Y es que estos platos y recipientes de mármol, con un diseño acorde con el criterio del comprador, ya se pueden encontrar en un restaurante de Melrose Place, en Los Ángeles e, incluso, en la Quinta Avenida de Nueva York, según cuenta con un entusiasmo nada disimulado el responsable de Inmármol. Por ahora, el precio de este tipo de vajilla es más elevado que el de una común, por lo que es adquirido, sobre todo, por restaurantes de cierto prestigio que buscan conseguir una “distinción”, aunque en la empresa avisan de que su objetivo es universalizar su uso. “Es nuestra idea pero es algo bastante difícil. Encontrar un color y un diseño que guste a todos es complicado”.

 

No es un reto imposible

Hacer que en un futuro este producto esté en miles de hogares no es sencillo, tal y como admiten en la empresa, aunque si han conseguido poner de acuerdo a los mejores cocineros del mundo, llegar hasta las cocinas de las casas no se antoja un reto imposible.

“Intentamos industrializarlo, aunque en el fondo es artesanía. Nosotros mismos hemos tenido que ir digiriendo esto poco a poco”, explica el responsable de la empresa, como si de uno de los platos que se sirven sobre mármol se tratase. Pero la realidad es que Inmármol ya ha se ha convertido en algo imprescindible para varias de las mejores cocinas del planeta.

 

“Me gustó desde el primer momento”

Juan Moreno, uno de los cocineros de mayor prestigio en la provincia y cuyo restaurante, del mismo nombre, se encuentra situado en Vera, fue el primer cocinero a quienes los responsables de Sabiote Innova presentaron su nuevo producto Inmármol. Desde entonces -de aquello hace casi dos años- no ha dejado de utilizar este producto. “Me gustó desde el primer momento. Ante la caída de actividad en el mármol empezaron a explorar nuevas línea y al primer restaurante al que se dirigieron fue al mío”, confiesa el cocinero almeriense. 

La diferencia entre este tipo de vajilla y otras de cerámica es que la fabricada con mármol permite realizar algunos moldes que serían irreproducibles con otro material, según Moreno. El chef del restaurante veratense no sólo fue el primero en utilizar Inmármol, sino que ayudó en el asesoramiento posterior para la evolución de este producto que ya no conoce fronteras, consultando “aquellas cosas que nos pareció que debían mejorar y ellos realmente han conseguido mejorarlo, como es la cuestión del peso”.

Entre las características de Inmármol, más allá de la atractiva apariencia estética de estos platos y recipientes, se encuentra la facilidad con la que permite conservar la temperatura de los alimentos que se sirven en él. “Es una vajilla muy selecta, con un precio superior al resto, por lo que la utilizamos para cosas concretas que nosotros hacemos pero no le damos un uso diario”, explica Juan Moreno.

Los clientes que ya han tenido oportunidad de sentarse ante un plato de mármol, se congratulan de que “un producto de la tierra” tenga también esta utilización. Además valora la posibilidad que tienen los cocineros y propietarios de un restaurante para personalizar las unidades según las necesidades del local que regenten o simplemente guiándose por su gusto estético.

 

Leer artículo original en  La voz de Almería

¿Te imaginas emular a los grandes de la cocina y presentar tus creaciones en platos de mármol personalizados para ti? Pues es posible gracias a la marca Inmármol, ya que Sabiote Innova fabrica platos personalizados con un estilo que solo el mármol de buena calidad puede ofrecer.

Desde hace más de una década llevamos realizando todo tipo de creaciones en mármol y granito, dando forma a algunas de las vajillas de mármol más hermosas que se pueden encontrar, lo que nos ha valido el reconocimiento de muchos profesionales que han sabido valorar el trabajo bien hecho.

Lo mejor del mármol y otros materiales similares es que debido a la belleza de las vetas y las texturas de estos se consigue crear una vajilla que define la personalidad de quien la usa, como sucede con el caso de los hermanos Roca y su restaurante El Celler de Can Roca. Resulta que estos profesionales estaban buscando una mini barbacoa para presentar un plato de nueva creación y gracias a esa idea surgió el Smoke BBQ, que imita a una barbacoa rústica creada en la roca bajo la cual se pueden colocar sarmientos y virutas de roble para aromatizar los alimentos o incluso nitrógeno líquido para dar la sensación de que el plato esté humeando, toda una experiencia para el comensal que sabrá apreciar estos detalles.

A lo largo del tiempo, el mármol ha demostrado ser un material duradero y versátil, capaz de atraer a todas las culturas. Y con los productos de Inmármol vuelve la magia y la creatividad a las mesas, con platos personalizados de mármol de Macael tallado a mano para otorgarle un aspecto todavía más personal a cada creación, con acabados en mate, pulidos y brillo dándole a cada uno una terminación de alta calidad. Detalles como estos se valoran en la profesión y aportan aún más valor a las creaciones.

Modern Rustic es una de las gamas de productos que ofrece la marca Inmármol perteneciente a Sabiote Innova, una empresa dedicada a la elaboración y comercialización de mármol, granito y piedras naturales desde hace más de 13 años.

Dicha gama está compuesta por vajillas de auténtico mármol natural de Macael (Almería), un material que permite armonizar acabados en brillos, pulidos y mates, otorgándole a cada pieza Inmármol una terminación sofisticada.

Las piezas elaboradas por Inmármol son envueltas en un novedoso diseño, que en el caso de la gama Modern Rustic se centra en la unificación de dos conceptos aparentemente contradictorios: rustico y moderno. De este modo se genera una combinación perfecta entre elegancia y estilo con el lado más tradicional de la piedra natural. Dentro de dicha gama destacan algunos de sus modelos, como es el caso de los modelos Paris Deep, Puente Picazo, Amonit o Roca, caracterizados por la originalidad en sus diseños y texturas. Además, cada tallado realizado en las distintas piezas que componen las gamas de la firma es hecho a mano, lo que las dota de un encanto y exclusividad que las convierte en piezas únicas.

La gama Modern Rustic así como el resto de productos bajo la marca Inmármol buscan la diferenciación y el valor añadido para un cliente exigente y exclusivo acompañado de un buen servicio gracias a un stock permanente. Los chefs más reconocidos de diversos puntos del mundo confían en esta y otras gamas de productos de Inmármol debido a que son considerados piezas únicas que les permiten presentar sus mejores elaboraciones culinarias de una forma realmente original y vanguardista.

De una cantera de Macael a las mejores mesas del mundo.

La crisis también azotó los cimientos de las empresas de mármol almeriense pero “el temor del hambre aviva el ingenio”, dice Antonio López, comercial de Sabiote Innova. Así que, si las chimeneas, las columnas, los baños y toda la gama del mármol artístico no tenían suficiente salida, había que buscar otras vetas de negocio. El contacto con un cocinero local de prestigio, Juan Moreno, del restaurante de Vera del mismo nombre, fue providencial para dar en el clavo: ¿por qué no aprovechar la belleza y la dureza del mármol para hacer platos y recipientes?

“Gracias a los ensayos con Juan surgió la línea InMármol”, recuerda su responsable, Alberto Sabiote. Hace dos años, chef y marmolista comenzaron su investigación de vajillas pétreas y ahora su trabajo ya tiene proyección en muchas cocinas y mesas fuera de la órbita andaluza. El Celler de Can Roca (cuencos con forma y color de trufa), Arzak, Arola, Martín Berasategui, Ábac (Jordi Cruz), Restaurante Trigo, Pepe Solla, Culler de Pau... Y poco antes de su cierre, en elBulli se sirvieron creaciones de nitrógeno líquido en vajilla de Macael.

Al otro lado del Atlántico, la clientela del Providence de Melrose Place (Los Ángeles) come en platos de InMármol. También el público del restaurante Tetsu de Masa Takayama, en Las Vegas, prueba el sushi y más viandas en rocas almerienses (200 platos de granito rojo en forma de rombo viajaron hasta allí). Tanto carnes con brasas de roble como pescados y mariscos en base de hielo pueden posarse en estas piedras de diseño. “Somos únicos en el mundo con platos de mármol”, asegura Sabiote, quien reconoce que la creatividad y deseos de innovación de los chefs son el filón que incentiva sus diseños.

El francés Pierre Gagnaire y el gran embajador de la cocina española en Estados Unidos, José Andrés, son sus últimos contactos. “Pero aún nos queda mucho camino”, dicen Sabiote y Antonio López, recordando cómo hace nada iban con sus “platos pesados” recorriendo los restaurantes españoles que admiraban y animados por el entusiasmo de su paisano Juan Moreno. “Es muy original”, comenta este cocinero mientras sirve con mimo en una teja marmórea unas gambas rojas de Garrucha.

Cuencos, platos con distintas honduras, tejas, rocas para insertar pinchos y tapas, vasitos cilíndricos, minibarbacoas para completar la preparación de la comida en la mesa y tazas de café (su más reciente diseño) componen una gama que irá creciendo al compás de la demanda e ideas de los chefs.

Cuarcitas grises

Mármol blanco y gris, cuarcitas grises y marrones (de apariencia semejante a pizarra) y granitos de tono verdoso son los materiales de unas piezas que pesan el doble o más que las realizadas en cerámica. Pero eso no les importa a los cocineros, porque el resultado les permite jugar con formas, colores y texturas y tienen además un componente práctico: la gran resistencia a las temperaturas de los platos, que incluso se pueden limpiar en el lavavajillas.

“Cada pieza es única. Partimos de bloques perfectos, no de restos. Se tienen que ver bien las vetas y no puede haber grietas. Cada pieza se corta a medida y se esculpe. Esto es artesanía pura”, explica Sabiote, cuya pequeña empresa ha aumentado el personal gracias al asunto de las vajillas. Aunque las chimeneas o las columnas de mármol tienen gran clientela en Estados Unidos o Rusia, los platos son ahora su mina de oro.

Leer artículo completo en El País